¿Por qué no les dan el mantenimiento adecuado a los buses ya que están colapsando muy seguido? No es solamente lavarlos #TransMiTeResponde.

En relación con su inquietud, respetuosamente le informamos que los procesos de mantenimiento son realizados por cada uno de los concesionarios de operación vinculados al Sistema Integrado de Transporte Público - SITP (troncal y zonal), de acuerdo con su plan de mantenimiento (preventivo, correctivo, predictivo y/o condicional).

El plan de mantenimiento está estructurado en los manuales, normas y estándares mínimos de mantenimiento recomendados por los fabricantes y/o proveedores de los autobuses, donde se detalla el respectivo procedimiento de inspección, la programación y tipo de trabajo, ajustado a las características específicas de chasis y carrocería.

TRANSMILENIO S.A., como Ente Gestor del Sistema, en sus obligaciones de supervisión y seguimiento a las cláusulas de mantenimiento pactadas en los contratos de concesión, ejerce un estricto cumplimiento de la obligación contractual del operador en cuanto al mantenimiento de los vehículos vinculados al SITP, teniendo en cuenta los siguientes procesos:

Revisión tecnicomecánica vigente. El código nacional de tránsito regula las garantías que deben asegurar los vehículos de transporte, dentro de las cuales se encuentra la obligatoriedad de realización de la Revisión Técnico-mecánica -RTM. De esta forma, el artículo 51 de la ley 769 de 2002, modificado por el artículo 11 de la ley 1383 de 2010, modificado por el artículo 201 del decreto nacional 019 de 2012 indica:

“REVISIÓN PERIÓDICA DE LOS VEHÍCULOS

El artículo 51 de la Ley 769 de 2002, modificado por el artículo 11 de la Ley 1383 de 2010, quedará así:

"Artículo 51. Revisión periódica de los vehículos. Salvo lo dispuesto en el artículo siguiente, todos los vehículos automotores, deben someterse anualmente a revisión técnico-mecánica y de emisiones contaminantes.

La revisión estará destinada a verificar:

El adecuado estado de la carrocería

Niveles de emisión de gases y elementos contaminantes acordes con la legislación vigente sobre la materia.

El buen funcionamiento del sistema mecánico.

Funcionamiento adecuado del sistema eléctrico y del conjunto óptico.

Eficiencia del sistema de combustión interno.

Elementos de seguridad.

Buen estado del sistema de frenos constatando, especialmente, en el caso en que este opere con aire, que no emita señales acústicas por encima de los niveles permitidos.

Las llantas del vehículo.

Del funcionamiento de los sistemas y elementos de emergencia.

Del buen funcionamiento de los dispositivos utilizados para el cobro en la prestación del servicio público."

Todos los autobuses vinculados al Sistema TransMilenio cuentan con revisión tecnicomecánica vigente y al día.

Certificado Semestral de Mantenimiento. El certificado semestral de mantenimiento expedido por el proveedor o de un auditor técnico acreditado por TRANSMILENIO S.A., constituye un documento contractual mediante el que se certifica la realización en condiciones de calidad de mantenimiento según recomendaciones de los fabricantes. La certificación de mantenimiento es el documento mediante el cual los operadores cumplen con el requisito contractual de mantenimiento de su flota, independientemente de los hitos de kilometraje que la misma cumpla.

En este sentido, los contratos de concesión exigen que semestralmente se presente una certificación respecto al óptimo mantenimiento de la flota:

“CLAUSULA. MANTENIMIENTO DE LOS VEHÍCULOS.

(…)

El CONCESIONARIO deberá enviar semestralmente a TRANSMILENIO S.A. antes de los días 31 de julio y 1º de diciembre de cada año, y durante toda la vigencia del contrato, una certificación expedida por el proveedor o de un auditor técnico previamente autorizado y acreditado por TRANSMILENIO S.A., en el que se certifique para cada uno de los vehículos:

  • Que se han realizado los procedimientos de mantenimiento indicados por los proveedores, en las condiciones y periodicidad aconsejadas.
  • Que la calidad de los trabajos de mantenimiento realizados es adecuada frente a las necesidades del vehículo para su óptimo funcionamiento en condiciones de regularidad y seguridad para los usuarios.”

Inspección periódica anual. Conforme al Manual de Operaciones, TRANSMILENIO S.A., a través de su personal técnico, realiza una inspección periódica (anual) al mantenimiento de los buses y verificación de reparaciones. La inspección visual de chasis y carrocería se realiza conforme a una programación coordinada al inicio de año y de acuerdo con los parámetros establecidos en el formato R–DO–006 (disponible para consulta) Estas revisiones evalúan la condición detallada de todos los sistemas del chasis (frenos, suspensión, dirección, tren motriz, sistema eléctrico) y la carrocería (sillas, pisos, pasamanos, vidrios, puertas, etc.

Las novedades detectadas durante la inspección se consignan en el formato de inspección, y transmitidas al concesionario solicitando las reparaciones pertinentes. Posteriormente, TRANSMILENIO S.A. realiza la verificación de las reparaciones solicitadas en el formato de inspección, y el resultado es remitido a la sede administrativa de TRANSMILENIO S.A. para la actualización de la base de datos, análisis y posterior archivo.

Seguimiento al mantenimiento preventivo programado. Conforme a lo dispuesto en los contratos de concesión, TRANSMILENIO S.A., a través de su personal técnico, se realizan alrededor de 450 inspecciones mensuales haciendo énfasis en los mantenimientos preventivos programados a los vehículos adscritos al componente troncal. Estas auditorías se enfatizan en verificar cada uno de los ítems a intervenir por el concesionario, en la rutina de mantenimiento programada, dichas rutinas están consignadas en el plan de mantenimiento preventivo.

Auditorías aleatorias diarias y reporte de novedades, hallazgos y desincentivos. Conforme al Manual de Operaciones mencionado, TRANSMILENIO S.A., a través de su personal técnico, realiza alrededor de 8 mil auditorías aleatorias mensuales a los autobuses adscritos al componente troncal. Estas auditorías aleatorias comprenden todos los ámbitos de gestión de mantenimiento de los concesionarios, tanto a nivel de planeación como de ejecución, las novedades son reportadas al concesionario por medio del formato R–DO–005 (disponible para consulta).

Desincentivos: Cuando los vehículos se encuentran en operación, y por un evento de falla mecánica no puede continuar en servicio, el autobús se inmoviliza y se aplicar un desincentivo operativo. Asimismo, en la inspección aleatoria diaria, una vez verificados las novedades reportadas que no han sido corregidas, se procede a realizar desincentivo.

Inspección de flota por fallas y varadas. Como se mencionó en el punto anterior, los autobuses cuando presentan eventos de fallas durante la operación son inmovilizados por nuestro Centro de Control, asimismo, si en las inspecciones aleatorias diarias, se evidencian mal funcionamiento o deterioro en componentes, este autobús es inmovilizado y reportado por el técnico de flota al Centro de Control, una vez el concesionario realiza las reparaciones,   éstos autobuses son revisados en cárcamos haciendo énfasis en la corrección del componente que ocasionó la falla del autobús, adicionalmente, se verifican los sistemas de seguridad (frenos, suspensión, dirección, puertas, sillas, pasamanos, etc.), si no hay novedades en las intervenciones de mantenimiento se procede habilitar el autobús para prestar el servicio.


Número de visitas a esta página 812
Fecha de publicación 22/03/2018
Última modificación 22/03/2018

Suscríbete a TransMi al Día

¡Recibe las novedades de TransMilenio en tu email con TransMi al Día!

Suscribirme