Del cemento al vinilo: la transformación de una estación de TransMilenio

Del cemento al vinilo: la transformación de una estación de TransMilenio

Mural de la estación intermedia de la primera de mayo

“La estación se ve más alegre, con más vida“, dice Leonor Hernández, una de las personas a cargo de la limpieza de la estación Intermedia Avenida Primero de Mayo, localidad de San Cristóbal, en el sur de Bogotá.

Esta mujer, que a diario limpia las rampas y manijas por las que pasan miles de personas de camino a su trabajo, a su estudio o a su hogar, se refiere a “Conectando Primero de Mayo“: una intervención artística de 6 metros de altura, 32 metros de ancho y que se convirtió en el primer mural en una estación de TransMilenio.

En medio de tanta gente y mientras Leonor se esfuerza porque cada baranda brille más que la anterior, kéder, un niño de 8 años que viene de la mano de su mamá se detiene frente al mural: “tiene varios colores y lo que más me gusta es el color naranja“, dice el pequeño que, luego de detallar el lugar, se sube a un bus alimentador para ir al colegio.

“Son cuatro cuadros que representan entre otras cosas nuestro patrimonio ambiental, así como la cultura ancestral“, cuenta con orgullo Clara Vásquez, del Colectivo Arto Arte que diseñó y elaboró la nueva cara de la estación Avenida Primero de Mayo y en la que ahora predominan los colores, el agua, las montañas, los animales, la naturaleza, los rostros y oficios propios de la comunidad de San Cristóbal.

Así, según el colectivo, el espacio representa ahora la ciudad y el país en su momento actual, desde elementos simbólicos y transversales como los cerros orientales de Bogotá. El primer cuadro representa la esperanza    de la vida y el anhelo  de tejer un país en  paz,    a través        de         la imagen de una madre sosteniendo a su hijo. En el segundo cuadro se ve un frailejón, ser único en nuestra diversidad climática. El tercer cuadro haceuna alegoría a la oportunidad de seguir trazando y tejiendo el camino, al tiempo que  se sueña, desde las formas y en el cuarto cuadro: ¡el    Guache!, único en los cerros orientales, símbolo también de resistencia por la vida.

“Nosotros desarrollamos un ejercicio de talleres con la comunidad alrededor de la estación y recogimos elementos de lo que nos identificaba. Pensamos en un ensamble que hablara de la historia y lo tradujimos en vinilo“, agrega Clara, quien cuenta que fueron siete días de trabajo a cargo de nueve personas que, en horarios extendidos transformaron un espacio gris en un nuevo símbolo patrimonial y que busca que cada transeúnte, más que captar una imagen, reflexiones para conectarse con la memoria en el presente y luego de un instante continúe el camino hacia su destino.

“Conectando Primero de Mayo“ es una de las iniciativas desarrolladas como parte de la campaña de cultura ciudadana de TransMilenio y la Secretaría de Cultura de Bogotá y que por primera vez abrió cinco convocatorias públicas para otorgar 41 estímulos, por valor de $950 millones de pesos, a iniciativas ciudadanas, creativas e innovadoras, que promuevan las buenas prácticas y los comportamientos adecuados dentro del sistema, su valoración como patrimonio de la ciudad y fomenten la convivencia, el respeto y la solidaridad entre los usuarios.

Esta convocatoria, particularmente, tuvo como objetivo promover la apropiación y el cuidado de la recién construida estación intermedia de la Avenida 1 de mayo, a través de la construcción artística, participativa y comunitaria de un mural de gran formato en el costado occidental interno de la estación.


Número de visitas a esta página 664
Fecha de publicación 13/12/2018
Última modificación 13/12/2018

Suscríbete a TransMi al Día

¡Recibe las novedades de TransMilenio en tu email con TransMi al Día!

Suscribirme