ABCÉ del servicio de alimentación de TransMilenio

ABCÉ del servicio de alimentación de TransMilenio

Alimentador

  1. ¿Qué es la alimentación del Sistema TransMilenio?

Las rutas alimentadoras fueron creadas con el objetivo de dar conexión a los usuarios desde los barrios hasta las estaciones y portales del componente troncal a través de una tarifa integrada, es decir que ha estado siempre inmersa en el costo del pasaje, que se paga al llegar al Portal o estación de transferencia.

  1. ¿Cómo funciona el servicio de buses alimentadores del Sistema?

Al respecto es importante aclarar que el Sistema Integrado de Transporte Público - SITP, se definió como un sistema de rutas jerarquizadas que se complementan de acuerdo con sus características, y fue diseñado para dar cubrimiento total de transporte en la ciudad y permitir el desplazamiento de los usuarios, a partir de la combinación de servicios, sin importar su origen o destino de viaje. 

De ahí, que a través del Sistema se ofrece a los usuarios diferentes alternativas de conexión para transportarse, mediante la utilización de una ruta o la combinación de distintas rutas disponibles en el sistema.

Dentro del sistema de rutas definidas se encuentran las rutas alimentadoras que son aquellas que dan conexión a los usuarios desde los barrios hasta las estaciones intermedias y portales del componente troncal a través de una tarifa integrada que se paga al llegar al Portal o estación de transferencia en los torniquetes que se encuentran en la zona paga de los mismos, el valor de la tarifa en este momento es de $2.400.

  1. ¿En qué zonas de la ciudad funciona este servicio?

El servicio de alimentación funciona en las zonas aledañas a los 9 portales del Sistema: Norte, Suba, Calle 80, El Dorado, Américas, Sur, Usme, Tunal y 20 de Julio, También, en las estaciones intermedias: La Granja Carrera 77, Molinos, Calle 40 Sur, Banderas, General Santander y Av. Cali.

 

  1. ¿Cuántas rutas alimentadoras y con cuántos buses operan hoy en Bogotá?

Actualmente el sistema cuenta con 108 rutas alimentadoras en toda la ciudad, con 787 buses.

  1. ¿Cuántas personas utilizan el servicio de los buses alimentadores?

Para un día típico entre semana se registra en promedio 457.000 validaciones de entrada al componente troncal provenientes de alimentación y 502.000 validaciones de personas que salen del componente troncal a tomar servicios alimentadores.

  1. ¿Se va a acabar el servicio de buses alimentadores?

No, no se acabará el servicio de los buses alimentadores. Estas rutas fueron creadas con la implementación del sistema TransMilenio, previo a la implementación del SITP y prestaban un servicio que permitía articular las zonas aledañas con los portales y algunas estaciones intermedias, pues no existía el tendido de red que permitiera a los usuarios acceder al componente troncalizado desde estas zonas, sin pagar otro pasaje en el Transporte Público Colectivo (TPC).

El costo de la operación de la flota de alimentación está incluido en el valor del pasaje recaudado al momento del ingreso al sistema y funciona como una especie de subsidio cruzado, donde la tarifa global cubre el costo de aquellos usuarios que requieren el servicio de alimentación. Estas rutas, anteriormente servían además como mecanismo para incentivar la demanda del sistema troncal, basado en la ventaja de llegar desde y hacia sus destinos en buses alimentadores, antes o después de usar el servicio troncal.

Ahora bien, con la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público, que permite una integración tarifaría entre el componente zonal y el componente troncal, los usuarios pueden realizar la conexión entre los diferentes tipos de rutas zonales (urbanas, complementarias, especiales y alimentadoras) con los servicios troncales y viceversa, a través de transbordos con una tarifa de $0 entre servicios zonales y al pasar del servicio troncal al zonal y de $200 al pasar del zonal al troncal, con lo cual se completaría la tarifa troncal actual que es de $2.400, es decir los usuarios no están pagando un costo adicional para realizar todo su viaje y tienen múltiples opciones para realizarlo.

Conforme con lo anterior, el servicio de acercar a los usuarios desde la periferia al componente troncal, con la implementación del Sistema Integrado de Transporte Publico, se puede realizar con cualquier ruta del componente zonal del sistema sin generar sobrecostos para los usuarios, por lo que la función se mantiene, solo se va a realizar un cambio en el esquema manteniendo la cobertura y oferta a los usuarios.

  1. ¿Cuántas rutas alimentadoras de la Fase V pasarán a ser del componente zonal?

Es importante aclarar que las rutas alimentadoras hacen parte del componente zonal del sistema, ahora bien, con la implementación de las Unidades Funcionales y del Otrosí con los actuales operadores se realizará la migración de 33 rutas que hoy son verdes sin validación a bordo, a rutas urbanas azules con validación a bordo.

 

  1. ¿En qué zonas y a partir de cuándo se hará el cambio del punto de validación?

Como se ha mencionado, las rutas alimentadoras no son gratis, solo que el cobro se realizaba en los portales y estaciones del sistema troncal.

El cambio en el esquema de cobro se inició en el año 2015 con la ruta 12-2 Tibabita y 14-7 Ramirez y en el año 2016 con las rutas 2-6 Guaymaral y 13-8 Altamira.

Este año se implementará en las rutas de Portal Suba, Portal Usme, plataforma Sur de Portal El Dorado y estaciones intermedias de Av. Cali, Granja – Cra 77, General Santander, Molinos y Calle 40 Sur. Iniciando en el mes de Julio de 2020.

 

  1. ¿En este momento la alimentación es gratis?

No, el servicio de alimentación siempre ha tenido un costo que está incluido en la tarifa integral que pagan los usuarios que utilizan los servicios troncales.

  1. ¿Cuál es el objetivo de estos cambios?

La anterior decisión se ha tomado en atención a que las rutas alimentadoras están siendo un foco de evasión en dos sentidos. En primer lugar, las rutas alimentadoras fueron creadas con el objetivo de dar conexión a los usuarios desde los barrios hasta las estaciones y portales del componente troncal a través de una tarifa integrada que se pagaba al llegar al Portal o estación de transferencia, sin embargo, existen usuarios que utilizan estas rutas para movilizarse al interior de los sectores sin llegar al servicio troncal lo que implica que están evadiendo el pago del servicio prestado. 

En segundo lugar, algunos usuarios aprovechan que en la ruta alimentadora llegan muchas personas al tiempo al sistema troncal y toman ventaja de esta situación para evadir los torniquetes y no realizar el pago que garantiza la sostenibilidad de la prestación de un servicio de transporte público de calidad.

Estos fenómenos se han incrementado últimamente en toda la ciudad y los usuarios que utilizan la ruta para llegar al sistema troncal y que realizan el pago por el servicio que se les está prestando han manifestado su inconformidad porque no pueden subirse al bus debido a que va lleno de personas que no hacen buen uso del sistema. Por eso, el cambio en el punto de validación también busca mejorar la experiencia de viaje de los usuarios que hacen buen uso del servicio.

De acuerdo con las problemáticas expuestas, y teniendo en cuenta las solicitudes de los usuarios que hacen un buen uso del sistema y que se han visto afectados por los evasores, TRANSMILENIO S.A.  como Ente Gestor del sistema, con el fin de controlar la evasión en el componente de alimentación e incentivar la cultura de pago en todo el sistema, ha decidido realizar el cambio gradual de las rutas alimentadoras a rutas urbanas o complementarias, las cuales cuentan con un sistema de validación a bordo del vehículo.

Se suma a lo expuesto, que actualmente la tarifa de transbordos de una ruta troncal del sistema TransMilenio a una ruta zonal (urbana, complementaria y especial), así como entre rutas zonales es de cero pesos ($0) y de una ruta zonal a una ruta troncal es de doscientos pesos ($200). De otra parte, el valor actual del pasaje para servicios troncales es de dos mil cuatrocientos pesos ($2.400), y de dos mil doscientos pesos ($2.200) para los servicios zonales. Cabe aclarar que lo anterior aplica sólo para usuarios con tarjeta TuLlave personalizada.

En consecuencia, los usuarios de las rutas zonales pagan dos mil doscientos pesos ($2.200) al subir al bus y doscientos pesos ($200) adicionales al realizar el ingreso al componente troncal (transbordo), con lo cual pagan en total dos mil cuatrocientos pesos ($2.400). Este valor, es el mismo que actualmente paga un usuario al ingresar al componente troncal, desde una ruta alimentadora.


Número de visitas a esta página 3400
Fecha de publicación 04/02/2020
Última modificación 04/02/2020

Suscríbete a TransMi al Día

¡Recibe las novedades de TransMilenio en tu email con TransMi al Día!

Suscribirme